Escalada en Hielo en Bohoyo, Sierra de Gredos. Cascada de los Campanarios 375 m WI 4

Por: Curro González, sobreescalada.com

Pese a las escuetas condiciones invernales reinantes en nuestras montañas cercanas, la máquina no cesa, y se continúan realizando raras y sorprendentes actividades de Alpinismo.

Dos nombre propios: Santi Callejo y Joaquín Gracia.

Un denominador común: Visionarios del hielo (no es un Expediente X, detrás de esto existen muchas horas de estudio del terreno, conocimientos y observación).

En los muros centrales de la Cascada de los Campanarios

El primero de ellos (como viene siendo habitual en las últimas temporadas), está realizando una abultada actividad aperturista, aprovechando y exprimiendo cada una de las oportunidades que le brindan los periodos de bonanza entre borrascas (cada vez más escasas).

Podéis ver más sobre sus actividades en:

El segundo y habitual de la zona Gredense, realiza desde hace años, una incombustible actividad aperturista durante el verano y el invierno. De esto último, es de lo que trata el siguiente post.

Segundo largo de la Cascada de los Campanarios

Cuando Joaquín me mandó unas fotografías del Valle de Bohoyo no dí crédito a lo que veía, las secas y frías condiciones habían hecho posible que las pequeñas torrenteras que descendían de las cumbres, se congelaran. En una situación normal, el cúmulo del manto nivoso que debiera cubrir las montañas por estas fechas, habrían sepultado casi la totalidad de la orografía del terreno, protegiendo las torrenteras de las fuertes temperaturas negativas que se dan por estas regiones.

Pero la ausencia de éste (algo bueno teníamos que tener), exponía de tal forma el agua líquida, que las laderas nortes vestían infinidad y atrayentes hilos de hielo, algunos de escasos metros y otros, grandes líneas.

No hace mucho, Joaquín y Elena habían aprovechado las condiciones y habían escalado el denominado «Río de Hielo», una larga torrentera congelada de grado WI 2/3, bien visible desde el camino del Valle de Bohoyo.

Primer largo de la cascada de los Campanarios

Pero quedaba la joya de la corona, allá a lo lejos, en Los Campanarios, se observaban dos grandes muros de hielo, tan sólo teníamos una duda: ¿habría continuidad entre ellos?

La duda que teníamos sobre la continuidad del hielo entre los dos grandes muros, no era para tomarla en broma, las casi tres horas de aproximación eran más que suficiente como para pensárselo dos veces.

Joaquín apostaba que sí, yo, que soy de enrede fácil, no lo dudé. Así que, ya teníamos plan, a éste se unió Juan Luis Monge (otro que le falta tiempo para enredarse).

Reseña de la actividad. Fuente: Joaquín Gracia

Tras realizar la citada y evidente aproximación, por fin pudimos comprobar el inicio de la torrentera: Estaba congelado !

Una gran actividad, con un horario extenso, que presenta varias cascadas de hielo de calidad. Muy recomendable y divertido.

Os dejo un video de la actividad cortesía de Joaquín Gracia: