Filomena 200 m 50º M3, nueva vía en el Pico de la Cabra (Sierra del Rincón)

Por: Curro González, sobreescalada.com

Estoy seguro que esta entrada del Blog no será de mucho interés para la gran mayoría de los escaladores de invierno de la zona centro; no habla de las condiciones de la vía Toñi en la Maliciosa, ni de las condiciones de las cascadas de Zabala o de la Pared Negra en la zona de Peñalara; es más, seguro que la montaña en cuestión ha pasado desapercibida para muchos de los asiduos a la sierra de Guadarrama y de Ayllón.

Tras muchos años observando esta cima invierno tras invierno, por fin he podido disfrutar gracias a las excepcionales condiciones que ha dejado esta gran borrasca Filomena, la posibilidad de ascender por las espectaculares canales de roca que descienden estrepitosamente por su cara Noroeste. Yo personalmente conocí esta montaña hace relativamente poco (unos 15 años atrás) cuando viviendo en la Madrileña localidad de Sieteiglesias me acerqué una tarde a correr por sus laderas atraído por su espectacular paisaje.

Pronto quedé enamorado del lugar, pocos sitios de la sierra de Guadarrama tienen semejante combinación paisajística y de soledad como éste (salvaje diría yo), un marco que nos arranca desde el interior recuerdos y sentimientos pirenaicos.

Borja escalando en la parte intermedia de “Filomena”

“A pesar de su humilde cota: 1.834 metros, su figura destacada tanto, que los días claros se ve desde la ciudad de Madrid. Su inconfundible silueta dio alas, por otra parte, a la imaginación de unos iluminados que vieron en ella la versión carpetovetónica del Cuerno Cruel, el perfil más agreste de las montañas de Moria, enclave decisivo en la trama de El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien.

Lejos de todo ello, este agreste monte que se adelanta al extremo más meridional de la Sierra Norte, conforma uno de los límites de la alcarreña Reserva Nacional de Caza de Sonsaz. Situada en el lado Este del puerto de Somosierra, ubicación que la ha dejado fuera del futuro Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Aunque razones naturales y paisajísticas no le faltan, algo que también ocurre con parajes cercanos tan valiosos como el nacedero del Jarama, las cumbres de Somosierra, los hayedos más meridionales de la península ibérica y tantos otros cuya exclusión del espacio protegido nadie comprende.

El nombre de este monte, Peña de La Cabra, habla a las claras de quienes han sido sus pobladores más conspicuos durante siglos: sufridos, infatigables y voraces rebaños caprinos. No en vano entre los afilados cantiles que como costillas cuartean sus laderas, prosperan apartados jardines donde florece una variada y, para ellas por supuesto, más que apetecible flora.

A cabras y cabreros han pertenecido por lo tanto los secretos de estos andurriales y sus veredas. Visitantes de estos parajes a quienes la moda de los tiempos que corren está cambiando por otros no menos puntuales: los excursionistas madrileños, los cuales tienen en esta cumbre una de las más clásicas y sencillas ascensiones del triángulo norte de la región.

Mientras que su vertiente sur acumula uno de los más descomunales desniveles de la zona centro: mil metros y pico separan la cimera de la peña con el embalse del Atazar, su vertiente norte conforma una entretenida sucesión de lomas y collados que se recorren sin apenas sentirla.”

Alfredo Merino, el Mundo
Mapa de situación
Mapa de situación

Descripción de acceso según Montañismo.info:

La aproximación comienza en el Puerto de La Puebla, en la M-130 carretera que une las localidades de Prádena del Rincón y Puebla de la Sierra, al norte de la Comunidad de Madrid cerca del límite con las provincias de Guadalajara y Segovia.

En dirección sur comenzamos el ascenso por una senda fácil de seguir (en invierno se intuye fácilmente), primero dejamos a nuestra derecha una torre con antenas de telecomunicaciones y más adelante, entre pinos, avanzamos dejando grupos rocosos (Las Pedrizas) a nuestra izquierda que rebasaremos en la parte más alta.

Tras rebasar Las Pedrizas (1737 metros) sin pérdida siguiendo el caminillo y los hitos, nos dirigimos a la Portezuela, fácilmente distinguible por una alta antena metálica soportada por vientos. Desde ésta iniciamos el descenso hacia el Collado de La Tiesa, dejando a nuestra izquierda una caseta de trabajadores forestales.

En la parte más baja del Collado de la Tiesa, nos encontraremos un camino forestal que atraviesa nuestra marcha de forma perpendicular y que podemos tener la tentación de seguir, sin embargo, lo atravesaremos siguiendo una senda, este camino avanza por suaves lomas con curiosas piedras que el capricho de la geología ha colocado a 45 grados.

Mapa de situación

Canal NO del Pico de la Cabra 120 m 50ºM3

A medida que nos acercamos al Pico de la Cabra su ascensión se hace cada vez más evidente, ésta no entraña mayor dificultad que la de ser capaz de aguantar las empinadas cuestas del tramo final.

Desde el amplio cordal resalta la estética pirámide cimera con tintes tétricos y sombríos, levantada sobre un frágil castillo de naipes de Gneis rocoso que deberemos estudiar y mimar durante su escalada si no queremos llevarnos un susto. Pese a encontrarse totalmente fracturado, hay que estar atentos a las pocas posibilidades de aseguramiento y aprovecharlas, ya que pese a su aspecto de fácil protección, la escalada resulta expuesta (aconsejable llevar clavos variados).

Nosotros en vez de ascender por la ruta normal del Pico de la Cabra con nuestros esquís (no os esperéis grandes descensos), aprovechamos una marcada canal que nos daba acceso, de una forma directa y elegante, a la mismas cumbre.

Pirámide cimera del Pico de la Cabra, corredor NO

El corredor NO del Pico de la Cabra 120 m 50º M3 es una escalada sencilla por terreno mixto, que supera una serie de canales nevadas y resaltes rocosos. Las posibilidades de montar reuniones son múltiples, por ello tan solo voy a reseñar la línea seguida durante la escalada.

Como véis, la estampa desde el cordal del Pico de la Cabra bien podría ser un paisaje pirenaico.

Borja gestionando la entrada rocosa del corredor NO del Pico de la Cabra
Borja en la parte intermedia del corredor NO del Pico de la Cabra

Filomena 200 m 50º M3 Pie Bajero del Pico de la Cabra

Una vez en la cima y tras disfrutar del soleado y tranquilo paisaje comenzamos el descenso hacia el Pie Bajero, el verdadero objetivo del día. Como os he comentado anteriormente, he estado esperando durante muchos años para que estas vertiginosas canales que descienden hacia el embalse del Atazar se vistieran de un blanco consistente, y por fin, este era el año.

Cuando te asomas hacia el NO y contemplas las laderas y valles de la montaña es inevitable que surjan similitudes de otros lugares, quizá la norte del Taillón, o incluso al estar sumergido en su interior la norte del Cervino, por supuesto todo ello salvando las distancias.

Cara NO del Pie Bajero del Pico de la Cabra
Borja en las placas de salida de “Filomena”

Las posibilidades de ascenso son múltiples, pudiendo hacer itinerarios sencillos prácticamente por nieve, por roca o por terreno mixto. Nosotros optamos por recorrer la línea que nos pareció más evidente y divertida, pero como os comento podéis ir buscando diferentes variantes.

La escalada en todo momento se desarrolla en un aura de una gran cara norte, con un silencio y soledad abrumador, se podría decir con total seguridad que es una actividad de Alpinismo con todos sus ingredientes.

Terminamos la actividad muy contentos y satisfechos, no por superar sus dificultades técnicas (que son sencillas), si no por terminar la jornada con una valiosa información: El Alpinismo sigue vivo en la zona centro.

En la aproximación al Pie Bajero
Curro en la parte superior de “Filomena”
Cara NO del Pie Bajero

8 comentarios sobre “Filomena 200 m 50º M3, nueva vía en el Pico de la Cabra (Sierra del Rincón)

  1. Buena entrada. Una pequeña puntualización: la vía Toñín de la Maliciosa a la qie haces mención se llama Toñi. Seguro que es un gazapo que se te ha pasado por alto. Chapeau por el blog.

    Me gusta

  2. Me encanta la descripción del paraje, estuve realizando el ascenso el primero de este enero y el paisaje me cautivó…la soledad inmensa y prácticamente todo el recorrido de disfrute total.
    Muchas gracias montañero por tu blog.
    Palomatomix

    Me gusta

  3. Enhorabuena por la reseña. Me alegra pensar que no estaba loco. Llevo como tu, años esperando a que esa “Peña” reuna las condiciones para hacerla en invernal. Ja, ja, ja, es que lo has clavao.
    Como dices tiene mil posibilidades pero chico, no hay manera de dar con el año. Qué suerte has tenido, bueno no, suerte no, te lo has currado perdón.
    Gracias de nuevo, les enseñaré a mi gente esta entrada para decirles: – Véis, no estaba loco.-

    Me gusta

Responder a Paloma Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s