El Pajarito, el Castillete y la Campana. La Pedriza.

Como viene siendo normal en las últimas semanas, Miguel y yo quedamos para escalar. De esta forma, va consolidando poco a poco los conocimientos y las técnicas para desenvolverse en la vertical.

Y aunque es sobradamente autónomo en lo referente a la “búsqueda de la verdad” sobre información de la materia en los medios informáticos. Le resulta difícil la puesta en práctica de la nueva información adquirida en sus búsquedas.

Así que, decidimos en una de estas salidas ir a la Pedriza, lugar casi olvidado por mi.

Es curioso como gracias al compromiso adquirido con Miguel me veo obligado a retomar la escalada, materia que siempre ha llenado mi vida, pero que en estos momentos pasa por un desengaño, que bien podría ser amoroso. Pero examinado con detenimiento, pasa por uno existencial.

La zona superior del Collado Cabrón, en la Pedriza, es una zona poco frecuentada por escaladores. No es una zona olvidada, ni mucho menos, pero en contadas ocasiones encontraremos los riscos masificados.

El acceso es relativamente cómodo, ya que el PR transcurre por el enmarañado laberinto roquedo, dando acceso rápido a las diferentes zonas. En poco más de 1 hora podremos estar en la base de cualquiera de ellos.

Esta zona está compuesta de una serie de riscos característicos que dan la opción de ser escalados en una jornada. El Pajarito, la Torre del Buitre, el Castillete, la Vela, el Galisol y la Campana.

El Pajarito, Guadarrama 100 metros 6c M1

Está ubicada en la cara Oeste del risco, es una ruta bastante variada. Ya que combina sistemas de fisuras y canalizos con placa técnica de adherencia.

El primer largo tiene los últimos metros comunes con la “Directa” 6c/A0. Me pareció divertido y técnico.

En el primer largo de la Guadarrama, gran foto tomada por Miguel 😉

Para el segundo largo es interesante continuar por la placa de adherencia de la vía “Anónima” 6b/A0, justo en la vertical de la reunión. De esta manera conseguimos una ruta más sostenida.

El descenso se puede hacer por la misma línea de ascenso en dos rapeles, o si vas a combinar la escalada con otros riscos, lo conveniente es alargar el último largo hasta la cumbre del Pajarito y rapelar desde allí a la canal este, muy cerca ya del Castillete.

Ojo con este rapel que los cordinos están “tocados”, es mejor descender unos metros a una instalación a nuestros pies. El rapel es de 30 metros.

Las vías se encuentran reequipadas, pero en esta en concreto, hay que llevar material de aseguramiento.

La cumbre del Pajarito

El Castillete, Anónima 90 metros 6a M2

El Castillete es el típico risco pedricero, de placa lisa y canalizos, que pasas junto a él cientos de veces pero que nunca te detienes a escalarlo. Gran error, las vías son muy buenas y se encuentran todas ellas reequipadas.

Después de ascender por una cuerda fija hasta pie de vía, nos percatamos de la variedad de itinerarios que surcan la pared. Nos decantamos finalmente por una de ellas, la que tenemos justo en la vertical en donde termina la soga instalada.

Miguel escalando en el Castillete

Esta sube por el centro de un espolón hasta el pie de un resalte que se supera elegantemente mediante pasos técnicos. Se puede escalar solo con cintas exprés.

El descenso se realiza por la misma cara de ascenso, nosotros como queríamos continuar hacia el siguiente risco, descendimos con tendencia a la derecha a buscar una instalación nueva de dos cáncamos (25 m). Desde aquí otro rápel a una repisa arbolada (25 m), en donde tendremos que hacer una pequeña trepada para ganar el jardín colgante que da acceso al pie de la Campana.

La Campana, Espolón Sur 60 metros V+

La Campana es una torre granítica que a primera vista impone. Se yergue espectacular entre los pinos y robles dando poderío, más aún si cabe, al bucólico paisaje.

La Campana con su marcado Espolón Sur

Es una pena que la escalada en ella sea poco atractiva, principalmente por las molestias que se puedan ocasionar a las aves que anidan en sus repisas. Aprovechando que la época de cría ya había pasado y que en sus repisas no se encontraba ningún habitante, decidimos realizar una escalada rápida.

Básicamente quería hacer esta ruta por dos motivos, el primero de ellos era repetir una ruta abierta en el 78 por Gabi, Guillermo y Máxi. El segundo, por subir a la cumbre de un risco que aún no había pisado.

Escalando el Espolón Sur de la Campana
En la travesía del Espolón Sur de la Campana

La vía está reequipada con parabolt de 8 mm, hay cosas que todavía no llego a entender. Transcurre por un espolón divertido, pero algo sucio, de buenos agarres que nos va conduciendo hasta la base de un gran bloque, en donde realizamos una travesía para salir a la cumbre por una sencilla chimenea.

El descenso lo realizamos en un espectacular rapel de 25 metros hasta la repisa de inicio. Cuidado con el estado de la instalación.

En definitiva, una combinación de rutas agradables, para pasar un buen día entretenido en un lugar tranquilo y espectacular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s