El techo del Soyermo, ¿una de las vías más duras de la Cabrera?

Por: Curro González, sobreescalada.com

Me podéis tachar de muchas cosas (casi todas malas), pero de lo que no me podéis acusar, es de que asedio las rutas de escalada hasta que por fin las encadeno.

Hace la friolera de 14 años, junto a Juan Enrique «Juanillo», abrimos una vía de escalada por una zona aparentemente libre de rutas, digo aparentemente, porque con el tiempo me he percatado de que aquella zona ya fue visitada (como casi cualquier rincón de nuestra sierra) hace tiempo.

Pero por donde transita la ruta en cuestión, puedo asegurar casi con total certeza, que no existía indicio alguno de que hubiera sido escalada con anterioridad. Ya que si esto hubiera sido así, habríamos encontrado rastros de claveras o algún taco en la ancha fisura.

En la apertura del techo. Fuente: GEC

Al poco tiempo de ascender por la ruta, hice de nuevo otra visita, para intentar encadenar en libre los duros pasos del techo fisurado y adecentar un poco la zona para que fuera más segura.

Como os he comentado anteriormente, han transcurrido 14 años hasta que de nuevo me he armado de valor para acercarme a la zona con la intención de encadenar la ruta. La siguiente tarea, no menos difícil que la escalada en sí, fue encontrar un compañero de sufrimiento. Algo que recayó (en el deshonroso honor), en Joaquín Gracia, compañero y amigo de aventuras.

El Techo del Soyermo

Para acceder al techo propiamente dicho tenemos dos opciones:

La primera de ellas es mediante los dos primeros largos de la Coja, el gordo y la foca, ruta que surca el marcado espolón rocoso del Cancho Soyermo.

La segunda (y más recomendable), es mediante la superación de una larga fisura que surca el margen derecho del espolón (este largo ya estaba abierto con anterioridad), para más tarde enlazar mediante una pequeña travesía con el resalte del segundo largo de la ruta anterior. 50 m 6a.

En azul, la ruta propuesta. Reseña: Cortesía Viaclasica

En ambas opciones, para continuar con la escalada, deberemos hacer una transición andando hasta la base de los siguientes muros rocosos.

El encadenamiento en libre del techo aún está a la espera, pese a nuestros esfuerzos, el intento resultó en vano (6c/A2). Os dejo la propuesta por si algún especialista en este tipo de escalada le apetece hacer la primera ascensión en libre, aunque ya se lo hemos comentado a varios escaladores hipermotivados.

Joaquín en la fisura del primer largo

Como guinda del pastel, podemos terminar la escalada por una estética placa fisurada, que he dejado «virgen«, para que disfrute el primer ascensionista en libre de la ruta (aunque como tardéis mucho, me voy a ir una tarde a escalarla :))

Nota: Me corrige Raúl Redondo sobre la placa fisurada del último tramo de la ruta, ésta fue ya ascendida por Richard (a pelo), conocido y entrañable personaje de ésta y otras zonas de bloque de nuestra sierra. Así que, ni para vosotros, ni para mi…

Para realizar la ruta os recomiendo un juego completo de friends hasta el C5, repitiendo medianos y pequeños.

Ya me contaréis !