Directa Guadarrama, Ventana Alta (Cancho del Rayo)

Por: Curro González, sobreescalada.com

A la ya conocida subida estratosférica del precio de la luz, la de la gasolina y el diésel que no le queda a la zaga, dentro de poco retrocederemos a años atrás, en donde nuestros ancestros caminaban largas jornadas para solventar sus necesidades básicas y donde poseer un vehículo a motor estaba al alcance de muy pocos.

Mientras tanto, hasta que esto llegue a suceder, Oli y yo vamos entrenando. Como a muchos de vosotros, escalar, está dentro de nuestras necesidades básicas y como esto continúe así, va a ser una actividad de lujo (más aún si lo que queremos es viajar) que pocos podrán realizar (a los hechos me remito del pasado).

Con el nuevo cambio de hogar, aún no teníamos controlado el horario que podríamos tardar corriendo desde la puerta de casa hasta la Sierra de la Cabrera, con este pequeño acercamiento lo veíamos más posible que desde nuestro antiguo emplazamiento.

En la aproximación con las Agujas al fondo.

Y vaya si es posible, pocas personas podrán decir que en menos de una hora se plantan a pie de vía de cualquiera de las Agujas de la Cabrera desde la puerta de su casa.

La actividad me supuso gran satisfacción, me encanta poder ser totalmente independiente, sin la necesidad de acercamientos en vehículos propulsados a motor (que no a tracción humana), sin dejar huella ni rastro e improvisando dentro de la libertad que te permite el no tener que regresar a recoger «algo» al mismo punto de origen. A parte de esto, el poder salir de la misma puerta de tu casa acompañado de Oli, le da mayor magnitud a la actividad.

Como viene siendo habitual desde hace ya bastante tiempo, a la aventura nos acompaña Ponyo, gran conocedor de todos y cada uno de los riscos de la Sierra de la Cabrera, capaz de diferenciar el risco escalado en cuestión y ascender hasta su cumbre (por inverosímil que esto pudiera parecer) para esperar nuestra llegada.

La presencia de Ponyo no se queda solamente en el acompañamiento, amarrado en ocasiones al arnés de tiro, él también se esfuerza en que nuestra aventura sea más amena.

Po colaborando con el arnés de tiro

Oli hace una semana que se hizo un esguince (esta chica es muy bruta) y es de las que opinan que hay que movilizar el pie, así que llevamos unos días corriendo, ayer 10 km y hoy 18 km. Como aún se siente un poco insegura, me cede el honor de atarme a Po en mi arnés, a cambio llevo yo todo el material común de la escalada.

Los caminos que poco a poco te van acercando a la Sierra son preciosos, aprovechan pequeñas sendas y vías pecuarias que transcurren por dehesas y bosques mediterráneos tan característicos de la zona, no existe mucho desnivel, se concentra casi todo en la superación de la falda de la montaña hasta pie de vía.

El risco de la Ventana Alta o Cancho del Rayo se encuentra ubicado a la derecha de el característico y blanquecino Cancho de la Bola, lugar al que se accede desde el camino del Collado Alfrecho. La Ventana Alta es un lugar olvidado, aunque bien merece una visita, lo ideal es combinarlo con su parte baja (para conseguir mayor longitud en las rutas de escalada).

Quizás la ruta más clásica y añeja del risco sea la Guadarrama, abierta por Gabi y Cachi en el 1986. Esto no quiere decir que sea la más repetida, ni mucho menos, las rutas aquí están un poco olvidadas (incluso las más modernas).

En el diedro del segundo largo

Guadarrama 140 m 6a+

La ruta en sí es bastante variada, surcando placas, diedros, muros y fisuras. Tiene diferentes variantes, así que deberemos estar atentos a la línea que queramos seguir. Se encuentra bastante sucia en los primero largos, aunque luego mejora considerablemente.

Lo más característico de la ruta es el diedro blanco del segundo largo, muy bonito y extremadamente sucio, algo que me llamó bastante la atención es que tanto la fisura del interior del diedro como los clavos, se encontraban sepultados bajo tierra, guano y plantas (indicativo de que por allí hacía mucho tiempo que no transitaba nadie). Tal era el punto de suciedad que en el largo de 6a+ tuve que hacer dos pasos de A1…Ahora ha quedado bastante más limpio y se puede hacer en libre.

Pero para mi el largo más bonito es el tercero (fácilmente se puede unir con el cuarto), una placa técnica muy bonita y fisura de disfrutar, sin duda también influía que este largo estaba limpio.

Fuente: Gabriel Martín
Oli llegando a la cumbre del Cancho del Rayo

Al llegar a la escarpada cumbre del Cancho del Rayo y tras destrepar unos metros, llegó a nuestro encuentro (entre el gran caos de bloques) Ponyo. Comimos, nos hidratamos y comenzamos el descenso.

Como no nos gusta repetir nos dirigimos por el espaldar hacia el collado del medio Celemín, para más tarde descender bruscamente hasta el valle de Albalá y continuar este hasta las canteras de Navalafuente; en donde retomamos el camino que nos dirigía al lugar de partida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s