Hike and Fly, comenzando con el Parapente

Por: Curro González, sobreescalada.com

Los lectores que sigan este blog con más o menos asiduidad, se habrán percatado que este medio ha perdido algo de fuerza en las últimas semanas, esto es debido a diferentes infortunios (y alguna novedad que otra) que me han impedido realizar y plasmar algunas actividades y propuestas.

Volando en la Muela

Una lesión en el codo (y posterior recaída) me ha impedido comenzar un proyecto que me ilusionaba mucho, Las 50 escaladas, algo que he tenido que posponer unos meses, para asegurarme de estar cien por cien recuperado.

A esto, se le ha sumado una fuerte caída en bicicleta (solo quien se haya topado con el duro asfalto, sabrá de que hablo) que no sólo desagarraron mis carnes y fisuraron mis costillas, si no que terminaron por destruir, cualquier atisbo de ilusión.

Camino del despegue de Arcones

Pero de todo esto he podido sacar algo muy bueno, con todos los proyectos pospuestos, me liberé de esa obsesión mía, esto me permitió realizar otras actividades que tenía pendiente desde hace mucho tiempo, y que nunca antes había tenido tiempo para realizarlas.

Es el caso del Parapente, siempre me ha intrigado este deporte, me parece fascinante la capacidad de poder desplazarte por el aire, y la libertad absoluta que adquieres al dominar ciertas técnicas, para disfrutar y sentir de una forma única.

Así que me lancé a realizar un curso (este deporte casi que es mejor aprender de esta manera que ser autodidacta je,je), nada mejor que con Alberto Posada y David Gómez de Pyrenaicaparapente.com (desde el principio lo tenía claro), grandes personas y amigos.

Tras un mes de entrenamiento soviético, en donde hemos practicado en campa en diferentes lugares, y realizado 10 vuelos de altura (incluido un maravilloso vuelo en el Mondalindo) en conocidos lugares de práctica de Parapente, el curso ha concluido.

Aterrizando después de volar en el Mondalindo

Aún no sé muy bien los sentimientos que me produce el Parapente, podría decir que son sentimientos encontrados (tengo que practicar muchísimo más y adquirir y asentar nuevas técnicas), pero cuando pienso en ello, me ilusiona todo lo que me queda por hacer y aprender.

Lo que sí sé seguro, es que mi visión del entorno que me rodea ha cambiado totalmente, y el abanico de posibilidades y combinaciones con las diferentes modalidades deportivas que practico, se tornan casi infinito.

Un día de vuelo en la Muela

4 comentarios sobre “Hike and Fly, comenzando con el Parapente

  1. ¡¡Mamma mía, mamma mía!!. Un curso con el Chiquitín y con el Posa… PUUUUFFFFFF.

    No sé lo que has aprendido… pero estoy seguro ¡de que te lo has pasado de Pila Master!.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.